Cabinas de ducha

Descubre las cabinas de ducha

 

¿Quién ha dicho que tengamos que renunciar al hidromasaje por tener un espacio reducido? Las cabinas de ducha son la opción perfecta para adaptarse a cualquier baño, sin importar su forma o tamaño, y sobre todo sin renunciar al placer del hidromasaje.



Elige una cabina de ducha

DESCUBRE LA AUTÉNTICA SENSACIÓN DE RELAX

L as cabinas de ducha son lo mejor tras un día de estrés, pero, sobre todo, son perfectas si no puedes permitirte una bañera grande de hidromasaje. Una opción práctica y muy relajante para tu baño que se puede adaptar a cualquier espacio.

Tenemos también algunos consejos que pueden hacer de tu elección la mejor que has realizado en tu vida.


Espacio en tu baño:
Ten en cuenta tanto el ancho máximo de la cabina como la altura
Necesidades de instalación:
Toma de agua y desagüe y conexión eléctrica
Forma de la cabina:
Depende de la forma de tu baño, puedes escoger un modelo u otro
Otras opciones:
Número de boquillas, con baño turno o sauna y en cualquier color

Lo mejor del hidromasaje

BENEFICIOS PARA TU SALUD

L as duchas de hidromasaje utilizan la presión del agua y el calor para estimular todos tus sentidos. No obstante, ahí no acaban los beneficios que puedes obtener sobre tu piel. Lo cierto es que existen aplicaciones terapéuticas de las bañeras hidromasajes dado que son un buen tratamiento contra la ansiedad, el estrés y otras complicaciones físicas de tus músculos. Sigue leyendo para conocer todos los beneficios que puedes conseguir con nuestras cabinas.


Beneficios físicos:
Alivian problemas de tensión muscular, mejoran la circulación sanguínea y contribuyen a evitar la celulitis y otras toxinas sobre la piel
Beneficios emocionales:
Efecto calmante y relajante que favorece la desaparición de la ansiedad y el estrés del día a día
Otros beneficios:
Evita la inflamación de las piernas y contribuye a eliminar los constantes dolores de cabeza

 

¿Cómo utilizar una cabina?

APROVECHA TU TIEMPO DE RELAX

 
1¿Qué son las cabinas de ducha?
La principal diferencia entre las cabinas de ducha y el resto de duchas convencionales es que éstas incluyen hidromasaje, o masaje gracias a la presión del agua, a través de las diferentes boquillas situadas a lo largo de la cabina.

Las cabinas de hidromasaje pueden incluir además otros extras, como sauna, baño turco, etc. Si quieres tener toda la información sobre este tipo de duchas, sigue leyendo.
2Un baño de lujo, a tu alcance
Una ducha relajante es uno de los mejores placeres de esta vida, y lo mejor, al alcance de todos. Nada viene mejor tras un día de estrés que un baño de hidromasaje con agua caliente, unas velas y música relajante, ¿no te parece?

Pero ¿qué pasa si nuestro baño no es muy grande, o simplemente no queremos utilizar demasiado espacio para la ducha? Quizás seas más de ducha que de baño, ¿tienes que renunciar a una sesión de hidromasaje entonces?

Una cabina de ducha es la mejor opción si buscas una solución práctica y sobre todo, muy adaptable a nuestro espacio, ya que tienes opciones por ejemplo para instalar en una esquina o con la anchura que necesites, pero sin tener que renunciar al hidromasaje.

Lo mejor de todo es que, sin importar el tamaño que necesites, siempre vas a tener una opción elegante y de diseño para tu cuarto de baño o aseo. En Hidromasaje.online sabemos que esta es una de las estancias más personales por eso tratamos de adaptarnos a todos los estilos.
3¿Cómo elegir tu cabina de ducha?
A la hora de escoger tu cabina hay varios aspectos que debes tener en cuenta. El primero es pensar el espacio exacto donde quieres ubicarla y tener en cuenta el tamaño máximo que debe tener. Además, otra información que necesitarás es la altura del techo, ya que éste debe ser mayor que la altura de la propia cabina.

Para el tamaño máximo de la cabina de ducha, piensa que necesitarás un espacio entre las paredes y tu ducha, de aproximadamente unos 50cm, para proceder a la instalación. También es necesario que exista toma de agua y desagüe y una conexión eléctrica cerca ya que, de no ser así, habrá que rectificar el trazado de aquellos aspectos que sean necesarios.

A la hora de elegir tu cabina de ducha una información clave es el tamaño total de tu cuarto de baño. Por ejemplo, si el baño tiene menos de 3,5 m2, escoge una cabina cuadrada o con forma circular acoplada a una esquina. Si tiene más de ese tamaño, puedes optar, además, por una cabina de ducha rectangular un poco más grande.

Lo siguiente es decidir si quieres una cabina de ducha con hidromasaje o, además, con baño turco o sauna, y el número de boquillas que quieres.

Una vez elegido estos aspectos técnicos, nos toca tomas las decisiones más estéticas, es decir, elegir los colores tanto del plato de ducha como de los cristales, para que quede totalmente a juego con tu baño.
4Beneficios de las duchas de hidromasaje
Con las cabinas de ducha combinamos el agua caliente con la presión del agua, con múltiples beneficios para nuestra salud. Aquí tienes toda la información sobre los beneficios estéticos y para la salud de la cabina de ducha con hidromasaje.

Ya hemos hablado de la relajación, pero lo cierto es que los beneficios de las cabinas de ducha van más allá. Estas duchas son fantásticas para problemas de tensión muscular, ya que la aplicación de los diferentes sistemas de agua a presión trabajará sobre las zonas afectadas.

También notarás mejorías en la circulación sanguínea, ya que ayuda a que los vasos sanguíneos se dilaten y favorece el flujo de sangre. También los chorros a presión son beneficiosos en tratamientos contra la celulitis y, al mejorar la elasticidad de la piel, también sirve como complemento en caso de estrías, por lo que resulta un aliado de belleza muy relajante.

Y hablando de belleza, los baños de hidromasaje también resultan muy beneficiosos para nuestra piel, ya que con estas duchas abrimos los poros y podemos eliminar las toxinas que se acumulan en nuestra piel a lo largo del día.

Algunos dolores, como los de cabeza, mejoran tras un baño de hidromasaje, y también tiene un efecto calmante y antiinflamatorio, por lo que es perfecto como tratamiento suplementario en algunas dolencias.

Si además tu hidromasaje incluye sauna o baño turco, las ventajas se multiplican gracias a la acción del vapor de agua.
5Uso de las cabinas de hidromasaje
Como ves, los beneficios de este tipo de cabinas de hidromasaje con múltiples pero, ¿cómo debemos utilizarlas? Lo cierto es que, aunque podemos usarlas como una ducha normal para nuestros baños diarios, no siempre podremos dedicarle unos minutos a relajarnos con el hidromasaje.

No obstante, lo ideal es que te tomes tu tiempo unas dos o tres veces por semana, con duchas de 15 o 20 minutos. La temperatura del agua debe estar entre los 35-37°, y puedes ir cambiando la acción de la presión del agua entre las diferentes partes del cuerpo. No obstante, si tienes algún tipo de lesión o zona donde quieras incidir más específicamente, también puedes.

En cuanto al estrés por el trabajo, una de las zonas más específicas donde puedes trabajar es la zona del cuello y hombros, pues la tensión suele cargarse en este punto, produciendo que los músculos que contraigan.

Antes de decidirte, echa un vistazo a otras opciones como la sauna, los spas o los jacuzzi para elegir la mejor opción para tu hogar.

¡Pídenos tu presupuesto!

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Mensaje

Acepto la política de privacidad (leer condiciones)